¿Has tenido alguna vez la sensación de que estás en continuo movimiento pero no llegas a ninguna parte? Trabajo, empresa, vida personal, da igual el ámbito, llega un momento en que la inercia dirige tu actividad y no sabes muy bien dónde te va a llevar. Tienes que parar, valorar y tomar las riendas de la situación.

¡Necesitas un plan!

orden

Puede que todavía cuando oigas el término Plan de Marketing pienses acciones de grandes empresas que quieren enriquecerse a toda costa. Cambia el registro: el Plan de Marketing es una herramienta muy útil para tener una visión global de una situación, concretar qué quieres conseguir y decidir cuál es la mejor forma de hacerlo. ¡Lo hemos visto aplicado incluso a los propósitos de año nuevo!.

Por el gran potencial que tiene, la redacción del Plan de Marketing Online de una empresa es uno de los ejercicios de calificación que tienen que superar los alumnos del Master SmmUS. Este año son siete las empresas que se van a beneficiar de este ejercicio, pertenecen a ámbitos dispares: alimentación, arquitectura, sistemas de geo-datos y propuestas de ocio.

Por eso vamos a concretar, ya hemos dicho que como herramienta es algo que podemos aplicar a cualquier ámbito, nosotros vamos a centrarnos en la redacción de un Plan de Marketing Online, es decir vamos a ponernos en la situación de una empresa que ya tiene su estrategia definida y que quiere incluir las redes sociales en ella.

 

“La estrategia de Marketing Digital no puede estar disociada de la idea de negocio, es una consecuencia natural de ésta.”

 

CÓMO HACER TU PLAN DE MARKETING ONLINE EN TRES FASES.

FASE 1: EL DIAGNÓSTICO

El primer paso para tomar el control es la información, necesitas saber qué está pasando dentro y fuera de la empresa.

  • Sobre la empresa.

Comprender la empresa y su estrategia de negocio: objetivos, estrategias y acciones que han llevado a cabo hasta ahora, qué espera conseguir al estar en redes sociales, cuál es su propuesta de valor y en qué se diferencia, qué segmento del mercado atiende.

Comprender al equipo humano de la empresa y su forma de organizar el trabajo, conocer cuál es su modelo operativo, procesos clave y orientación al cambio, nos dará una idea de lo que podemos esperar de ella y el control de los recursos disponibles a la hora de plantear objetivos.

  • Sobre el cliente.

Conocer al cliente y relacionarlo con la actividad comercial. No sólo son datos sociodemográficos, su estilo de vida, sus aficiones, lo que le preocupa, son vitales para conseguir “engagement”: nos fijamos en el cliente como persona.

También nos interesa su comportamiento digital en general: dónde se mueve, qué comparte en redes, cómo reacciona; y con la empresa en particular: es consumidor habitual u ocasional, ¿es además prescriptor?. En este punto no olvides localizar los perfiles influyentes.

  • Sobre el sector y la competencia:

Como estamos trabajando un Plan de Marketing Online, deberás centrar tu análisis de la competencia en el entorno digital: mercado, competidores/productos sustitutivos e incluso valorar el coste del cambio.

 

AnalisisSmmUS

Sintetiza las debilidades y fortalezas de la empresa frente a las características de la competencia y enumera las amenazas y oportunidades detectadas en el sector para todas las empresas de su ámbito.

El DAFO te permitirá tener presente los datos relevantes en la siguiente fase.

 

DAFOSmmUS

 

FASE 2: TOMA DE DECISIONES

Ya tienes clara la situación, conoces bien la empresa y su entorno, es el momento de plantear los objetivos que queremos conseguir con la implicación de la empresa en las redes y definir las estrategias con las que conseguiremos esos objetivos (hablamos en plural porque necesitas la alianza con la empresa, es un trabajo conjunto).

¡Cuidado en este punto con las imprecisiones y los idealismos! Fija objetivos inteligentes, SMART, esto es:

Specific (específico), concreto y claro.

Measurable (cuantificable), tienes que poder valorar en qué medida lo has conseguido.

Attainable (alcanzable), realista con la situación de la empresa y los recursos de los que dispone.

Relevant (relevante), su consecución supone realmente una mejora para la empresa.

Timely (acotado en el tiempo), fíjate un plazo.

Una vez fijados los objetivos tendrás que decidir en qué forma vais a conseguirlos. Por ejemplo si el objetivo es aumentar en un 10% el número de consumidores habituales en un plazo de seis meses podrías pensar en desarrollar una doble estrategia en redes de posicionamiento y de atención al cliente.

FASE 3: DEFINE LAS ACCIONES

El calendario de acciones es la conclusión del Plan de Marketing, debes enumerar de forma clara qué, cuándo, dónde y quién va a hacerlas. No olvides señalar cuánto va a costar. Siguiendo con el ejemplo anterior podríamos decidir:

Estrategia 1: posicionamiento

  • Acción 1:

¿Qué?                 Monitorización de perfiles de consumidores habituales y posibles prescriptores.

¿Cuándo?          De 19 a 20 horas, todos los días desde el 1 marzo-30 abril.

¿Dónde?             En todas las redes en las que actúan

¿Quién?              La empresa de Social Media

¿Cuánto?            Cuantifica una hora diaria de trabajo según el presupuesto ofertado.

  • Acción 2

¿Qué?                 Publicación de contenido afín al posicionamiento y relevante para los detectados como consumidores habituales y posibles prescriptores.

¿Cuándo?          De 20 a 21 horas, todos los días desde el 1 marzo-30 abril.

¿Dónde?             En todas las redes en las que está la empresa.

¿Quién?              La empresa de Social Media

¿Cuánto?           Una hora diaria de trabajo según el presupuesto ofertado.

  • Acción 3

¿Qué?                  Pop up con actuación de musical acorde con la imagen de marca.

¿Cuándo?          El 15 de abril a las 21 horas.

¿Dónde?             En local alquilado a tal efecto con ubicación y aspecto acorde a la imagen de marca.

¿Quién?              El departamento comercial de la empresa.

¿Cuánto?            3.000 €

La última acción está puesta con toda la intención, no se nos ha colado. Es cierto que es una actividad offline, pero también es cierto que es necesaria, ambas esferas van de la mano y se retroalimentan: las redes son personas y las personas valoran más el contacto “virtual” cuando han tenido contacto “real” con la marca (Blended Marketing).

Por último, y no por eso menos importante, una vez puesto en marcha el Plan, tienes que hacer un trabajo de control continuo de cómo se está desarrollando: revisa objetivos, estrategias y acciones, verifica en qué punto está su consecución y rectifica sobre la marcha si te estás desviando de lo fijado.

 

FasesPlanSmmUS