Blog

Content Hacking, o cómo llevar el marketing de contenidos un paso más allá

¿Qué es el Content Hacking?

Si nunca has oído hablar del Content Hacking o no sabes con certeza en qué consiste, antes debemos empezar por definir qué es el Growth Hacking, uno de los conceptos más de moda en el mundo del marketing.

   Y no es para menos. Al fin y al cabo, el growth hacking es un conjunto de técnicas de bajo coste mediante las que se persigue incrementar de forma acelerada el impacto o las ventas combinando la creatividad y la analítica. Es decir, el objetivo de cualquier empresa.

    Son muchas las start-up que han implementado estas acciones con un éxito notable, por lo que no es de extrañar que profesionales del sector con este perfil sean cada vez más demandados.

     Tanto es así que el growth hacking ha comenzado a reproducirse y a evolucionar hacia nuevas disciplinas que toman características de otros ámbitos. Como el caso que nos ocupa. El Content Hacking surge de la combinación de técnicas propias del growth hacking con las estrategias del marketing de contenidos.

En definitiva, el Content Hacking es una nueva forma de hacer marketing enfocada en la elaboración de contenidos de calidad para los usuarios, prestando una especial atención a la técnicas SEO y el análisis y optimización constante de los resultados.

Características indispensables para ser un Content Hacker

La comunidad de content hackers no es una especie de secta de acceso restringido, pero sí que es necesaria una serie de aptitudes para desarrollar acciones eficaces que reviertan en un tráfico de interés  para la empresa.

      En primer lugar, los content hackers deben tener conocimientos avanzados en analítica web. Pues es la herramienta que más utilizarán para conocer si aquellos contenidos que han diseñado logran los objetivos propuestos. No se trata de crear contenidos originales y llamativos, sino que estos tengan el impacto deseado.

       La creatividad, indudablemente, debe ser parte del ADN de un content hacker. Sin ella, estaría ejecutando las mismas técnicas de siempre; “Ven y descubre el paraíso”, “Compra esta cuchilla de afeitar; nunca has probado nada igual”, etc. Frases gancho tan manidas como poco efectivas que causan urticaria en el cliente. Se trata de presentar la información de forma novedosa, interactiva, original, impactante. Que el usuario entre en la dinámica de la acción como si de un juego se tratase.

Pero siempre con un objetivo claro. Por ello, el content hacker tiene que ser consciente de qué es lo que busca con cada campaña. Cuál es el fin último. Debe ser, por tanto, precisos.

         Aunque ello no significa que no adopten riesgos. Si por algo se caracteriza un content hacker es por desarrollar acciones que quizás nunca antes haya ejecutado nadie. Y eso, indudablemente, es arriesgado. Ahora bien, si logra el éxito creará tendencia. Si no, cambiará el rumbo y probará de nuevo.  Porque el content hacker es, ante todo, un ser curioso que todo lo investiga y analiza.

¿Cómo trabaja un Content Hacker?

Como ya hemos explicado, el punto fuerte del content hacker es su capacidad para generar contenidos útiles para su audiencia. Y eso se consigue indagando sobre los intereses y necesidades de esta. Tras seleccionar el tema, deberá investigar en profundidad sobre él y ofrecerlo sin pudor en todos los formatos posibles; textos largos, infografías, presentaciones en diapositivas, vídeos… El objetivo es que la persona que consuma ese contenido se convierta en casi un experto sobre el asunto.

      Además, el content hacker deberá facilitar en todo lo posible que sus contenidos se difundan, pues ahí reside su valor añadido, en la viralización. Las redes sociales son fundamentales para el éxito de cualquier campaña, así como el análisis posterior de los resultados.

6 Herramientas y consejos para Content Hacker

El content hacking basa su estrategia en la generación de contenidos útiles y la continua medición de resultados. Por ello, para ser un buen content hacker tienes que prestar especial atención a la calidad y creatividad del contenido y a hacer un seguimiento exhaustivo de la reacción de tu audiencia. Nos podemos ayudar de una serie de herramientas y consejos:

  • Crear titulares llamativos que inviten a seguir leyendo.

Es muy importante conseguir que nuestros lectores quieran saber más con sólo haber leído un titular. Dedicar tiempo a convertir una simple frase en un titular atrayente es una de las claves del content hacking. Para saber si nuestros titulares son efectivos o no, podemos usar herramientas como Inbound.org donde los usuarios votan la calidad del contenido en función del titular o de Headline de Coschelude.

Como consejo, se recomienda escribir unos 25 titulares para cada contenido.

  • Facilitar que nuestros seguidores puedan compartir el contenido en un click

El usuario debe poder compartir el contenido de la manera más fácil posible. Para ello tenemos que revisar si la plantilla de WordPress que estamos usando en nuestro blog lo permite o usar un plug in adicional.  Además el grado en que los usuarios compartan los contenidos nos indicará si los contenidos que creamos son de valor.

  • Usar las palabras clave adecuadas y repasar el SEO de la web

¿Estamos usando las palabras por las que queremos que nos encuentren? Si no estamos seguros, podemos usar herramientas como Google Trends. Es importante usar esas palabras clave de manera natural y prestarle atención al SEO sin que afecte a la originalidad del contenido. El plug in Yoast no puede ayudar en esta tarea.

  • Salir de lo habitual y crear contenido en otros formatos como videos cortos en Youtube, infografías, animaciones etc.

Algunas herramientas interesantes son Canva, Piktochart o VideoScribe.

  • Usar el Story Telling y contar historias que emocionen.

Causar algún tipo de sentimiento en los usuarios es uno de los elementos que marca la diferencia. Debemos tener en cuenta que los usuarios tienen a su alcance gran cantidad de información de todo tipo y que serán mas proclives a compartir el contenido si este les ha ayudado de alguna manera o les ha causado alguna impresión.

  • Google Analytics

Medir es una fase fundamental en toda estrategia basadas en los contenidos. Además es lo que nos indicará lo bien o mal que lo estamos haciendo y cómo podemos mejorar.

Beneficios del Content Hacking

En primer lugar y aplicado a nuestra situación profesional, conseguiremos crear marca personal y posicionarnos como profesionales expertos en la materia.

En el aspecto más técnico, crear contenido textual en torno a las keywords implica mayor número de palabras y por lo tanto más posibilidades de posicionar.

En segundo lugar, como se ha comentado, diversificar el tipo de contenido es otro de los pilares del Content Hacking. Crear contenido en video ayudará a que los usuarios se queden más tiempo en el sitio. Además debemos tener en cuenta que los usuarios cada vez prefieren más el formato visual al texto.

Por otro lado, creando contenido fotográfico e infográfico conseguiremos dar a nuestros seguidores una mejor experiencia de usuario y la percepción de que el contenido es más original y elaborado. Con ello conseguiremos un incremento de la fidelización y un mayor porcentaje de retorno.

Por último, medir todas las acciones que realizamos nos permitirá obtener una gran cantidad de datos sobre nuestros lectores. Esto es lo que nos permitirá diferenciarnos de la competencia, conocer a nuestros usuarios para darles exactamente el tipo de contenido que necesitan, en el formato que más consumen y en el momento en el que lo demandan.

Ejemplos de Content Hacking

Hotmail

Uno de los primeros ejemplos de Content Hacking lo protagonizó Hotmail a finales de los años noventa. Para fomentar el crecimiento, incluyó una sorprendente frase al final de cada email que enviaba, “PS I love you”. Esta frase incluía un enlace a su página web y, debido a la curiosidad de los usuarios, en menos de un año crecieron hasta los 12 millones de cuentas de correo electrónico.

Air Berlin

La compañía aérea ofrece en su página web guías en formato ebook que los usuarios pueden descargar de manera totalmente gratuita. Además son guías sobre ciudades en las que la compañía opera.  

Ikea

Un ejemplo a mayor escala sería Ikea. Es una de las compañías que más creatividad le pone a sus campañas publicitarias. Además se centran en aspectos de la vida diaria lo que hace que su audiencia se sienta identificada y que sus videos se hagan virales. Recordamos campañas como “Bienvenidos a la República Independiente de mi casa” o “Cenología”.

Blogueros y profesionales de Marketing

Para acercarnos un poco más a nuestra realidad, podemos destacar una serie de profesionales cuya estrategia se basa en Content Hacking.

Claudio Inacio, es uno de los referentes en este ámbito. El contenido de su blog tiene mucha calidad y combina texto, video e infografía También ha creado una serie de ebook gratis con la intención de que sirvan como guías. Un ejemplo de ello es “La Guía de Community Manager”.

Vilma Nuñez es otra de ellos. Crea contenido en formatos muy diferentes, en especial pone a disposición de sus seguidores plantillas que pueden usar en su día a día profesional.

¿Ya estás preparado para diseñar tu estrategia de Content Hacking? ¡Esperamos haberte ayudado! Comenta este post y continúa la conversación en Twitter si tienes dudas.

http://coschedule.com/blog/growth-hacks/

Autores: Jesús Benabat @jesusbenabat / Carla Marcelo @Carla_Marcelo.Alumnos Master Marketing y Estrategia en Social Media.